Ciudadano Solano

Pocas canciones celebran su cumpleaños. Tienen que pasar a la categoría de clásicos, de himnos populares para que merezcan tal distinción. En el caso de Por amor, los primeros cincuenta años la encuentran en plena forma. De eso darán cuenta su autor y su intérprete más emblemático el 8 de septiembre en el Teatro Nacional.

El maestro Solano tiene muchas historias que contar. Su presencia los jueves en el Matutino Alternativo fue por años un aliciente importante para sintonizar el programa. Solano, tan educado y tan sabio, hablaba de música y de actualidad; no esquivaba ningún tema de los que saltaban al aire. Escucharle era una lección semanal y no solo de música.

Así, los oyentes descubrimos al ciudadano Solano. Por lo que pudimos escuchar, ama la música (obviamente) y detesta a los vecinos que la ponen muy alta. Le gusta la política y la sigue al día, aunque le gustan pocos políticos o le gustan poco los políticos. Siempre cree que el mejor momento está a punto de llegar, que la sociedad va a reaccionar y le enfurece la apatía, la falta de compromiso social. Tiene una memoria privilegiada para la historia de todos los días, la pequeña historia y recuerda detalles aparentemente poco importantes, pero que son los que enmarcan la narración. Añora la música de otros tiempos, especialmente las grandes voces de la música popular, pero sigue las tendencias de la actualidad. Aunque es frugal, le gustan la buena comida y las largas sobremesas. Su gran orgullo es su familia, de la que habla con la sonrisa en la voz.

En el homenaje a Por amor sería impensable que no estuviera Niní Cáffaro, el Dorian Gray nacional. Cuesta pensarlos por separado. Será una gran noche.

IAizpun@diariolibre.com

+ Leídas