Día de las madres, ¿pa’ cuándo?

Ha causado sorpresa la propuesta de un sector del comercio de solicitar al Gobierno el traslado del tradicional Día de las Madres, instituido por ley para ser conmemorado el último domingo de mayo, para una fecha posterior, con el evidente propósito de facilitar las ventas de regalos para entregar a nuestras progenitoras.

Imagino que la idea parte de la facilidad con que se cambian las cosas en el país, desde la fecha de las elecciones hasta los principios de los políticos.

Pero varios lectores, ante la realidad de que el Gobierno complazca a los interesados, han planteado otras fechas que podrían ser cambiadas también.

Una lectora pidió que en vista de que no se pudo celebrar por el mismo motivo de la pandemia, se reprograme la Semana Santa, si es posible para días en que no vaya a llover y así no se arruine la cosa. (Como los políticos piden lo imposible, no les parecerá raro este último requisito de la petición).

Un lector que no tenía amores el 14 de febrero y que durante el confinamiento se levantó una joven de buena familia, quiere que se haga lo mismo con el día de San Valentín o de los enamorados, para tener la oportunidad de mandarle flores y un regalo a su jeva.

Y, por último, otro lector sugirió que si van a mover el Día de las Madres, lo hagan coincidir con el Black Friday y así podemos seguir con la tradición de cambiar nuestras tradicionales efemérides por fiestas extranjeras.

(Ustedes podrán pensar que esto es un relajo, pero quienes empezaron fueron los que propusieron el cambio. Las madres lo que necesitan principalmente es amor, respeto y protección, no solo regalos)

+ Leídas