20180820 https://www.diariolibre.com

El Hospital Padre Billini sobrevivió a San Zenón, sufrió al pirata Drake y el paso de casi cinco siglos. “Lo que no ha podido superar es la última remodelación...” Es la opinión de un profesional que espera el informe final de la OISOE, oficina encargada de los estudios que todavía no han concluido. El informe se presentará esta semana.

El Ayuntamiento ha aclarado que de acuerdo con sus investigaciones el agua que ha debilitado la base arcillosa de subyace bajo el hospital (y que lo ha sostenido desde 1552) no proviene de drenajes pluviales o alcantarillas. Tampoco parece haber fugas de importacia de tuberías de abastecimiento de agua a la zona y la misma OISOE ha descartado que sea agua del mar.

Para ese ingeniero, es posible que en la última remodelación (2010-2012) se intervinieran las estructuras y crearan muros interceptando o desviando las aguas subterráneas que de manera natural se filtraban hasta el mar Caribe. Es otra de las variables que se analizan, a falta del esperado estudio final.

La cuestión es que la última gran reforma del Hospital lo mantuvo cerrado dos años y medio, costó 15 millones de dólares y el presidente Fernández lo reinauguró en febrero de 2012. El hospital ha sido ya desalojado y los servicios desviados a otros centros aunque se mantiene abierta al público la farmacia de Promese.

Ojalá que el edificio pueda ser preservado; es hermoso. Tiene historia y si resistió cinco siglos es impensable que con la ingeniería, los materiales y recursos del siglo 21 no se pueda salvar. Y se necesita el informe para calmar bulos y rumores.

Esa parte de la ciudad siempre necesitará un centro médico, aunque se repiensen sus funciones y servicios.IAizpun@diariolibre.com

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese