Elecciones 1978 y 2020: una comparación

Un distinguido amigo nos envía una comparación entre las elecciones de 1978 y las del 2020, que nos resulta interesante compartir con todos.

1978: Un gobierno autoritario y conservador con 12 años en el poder, que controlaba todos los poderes del Estado, se enfrentaba a nuevos líderes, renovadas ansias de cambio y a una situación internacional adversa a sus proyectos continuistas. Un proceso electoral en el cual el partido gobernante con fondos ilimitados y gran propaganda pretendía mantener en el poder a un partido corrompido.

La oposición se compactaba alrededor de un candidato que había terciado en comicios anteriores pero que no había podido alcanzar el poder y que ofrecía un “cambio”. A su vez, el gobierno se veía obligado a unas elecciones libres por presión interna y externa.

El 17 de mayo era clara la derrota del Gobierno y ya sabemos lo que pasó: la oposición ganó pero las artimañas del Gobierno dieron al partido perdedor el control del Senado, lo que le permitió controlar la judicatura y protegerse de juicios por corrupción.

2020: Tras 8 años en el poder, el presidente de turno se vio impedido a buscar la reelección y escogió un cercano colaborador suyo como candidato. Un pueblo cansado de la corrupción e impunidad, buscaba también el “cambio” unificado en un nuevo partido con nuevas caras. El partido de gobierno desacreditado y fraccionado, busca retener el poder con un enorme gasto publicitario durante una campaña que, excepcionalmente, se realizó en medio de una pandemia y crisis económica. Las elecciones fueron pospuestas por dos meses por esta pandemia.

La pregunta de hoy, a pocos días de las elecciones: ¿el 5 de julio de 2020 va a repetir el 16 de mayo de 1978? Pronto sabremos.

+ Leídas