20180605 https://www.diariolibre.com

La temporada de pelota, la de ballenas, la de lluvias, la de huracanes... y la de encuestas.

Esta última, la de sondeos y encuestas electorales, se ha adelantado, no se sabe si por efecto del cambio climático o por las guerras indisimuladas que cada partido libra en su propia sede. De cara a las elecciones de 2020, fuera de temporada, empiezan a soltarse los primeros globos sonda.

No estamos ni cerca de ese mes de mayo, así que estos primeros escarceos demoscópicos revelan más de las intenciones y estado de ánimo de quien las encarga que de la intención de voto del ciudadano. Los electores no estamos todavía en urnas.

La crispación de los políticos y sus enredos personales o grupales parecen estar fuera de temporada. Será la presión de Odebrecht, la nunca bien resuelta (para algunos) reelección, la necesidad imperiosa de volver al poder, las ganas de sacar a los que están... La cuestión es que a dos años de las elecciones, los partidos políticos parecen estar realmente nerviosos. Y no será por la ley que aspiró un día a regularlos ...

Los problemas de los ciudadanos son más graves y no parecen estar siendo considerados con la atención debida. Son el desempleo, el costo de la vida, la salud y la educación, la basura, la delincuencia... Mientras, inaugurada ya la temporada de encuestas, asistiremos a un duelo de tantos por ciento que subirán y bajarán por los dos próximos años.

Estamos tranquilos... Esto no es Haití, ni Venezuela, Puerto Rico, Nicaragua, Cuba... Y mientras esté todo tan en su sitio, podemos entretenernos en discutir la última encuesta...

IAizpun@diariolibre.com

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese