¿La culpa es siempre de la sociedad?

A veces “la culpa” la tiene la sociedad, es verdad. Desigualdad, impotencia de quien sufre la pobreza extrema, desempleo, baja escolaridad... una bomba de tiempo. La vida es muy difícil para mucha, demasiada gente y la sociedad no siempre ayuda. A veces... todo lo contrario.

Pero a veces “la culpa” la tiene quien la tiene y enseñar responsabilidad a determinada edad ahorra muchos problemas después. Los informes sobre la violencia en las escuelas suelen terminar con la opinión de un psicólogo que asevera que la violencia en las aulas es reflejo de la sociedad violenta en la que vivimos. Quizá sí.

Pero los muchachos que celebraron el fin de curso destrozando los pupitres y que son perfectamente reconocibles en el video que se hizo viral... no pueden descargar “la culpa” en nadie más que en ellos mismos. En todas las épocas y en todas las sociedades ha habido maleducados y asociales y normalmente se les hacía responsables de los daños y de sus propios actos.

No era la sociedad; no es la sociedad. Son ellos. Enseñar a los niños a asumir la responsabilidad de sus propios actos es ayudarles a ser más felices después.

Se estudia, se escribe cada vez más sobre ese proceso que se ha dado en llamar la infantilización de la sociedad. Parte de esa inmadurez casi crónica que estamos cultivando es la dejación de la responsabilidad. ¿La “culpa” la tiene siempre la sociedad, los políticos, la iglesia, Colón, las feministas, el machismo, la droga, la tecnología, el Imperio...?, ¿la culpa de todo la tiene siempre otro?

La impunidad de la que tanto nos quejamos y tanto daño hace empieza ahí. En un pupitre que vuela, en un aula destrozada y que no pase nada.

+ Leídas