La responsabilidad internacional y Haití

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas acaba de aprobar el retiro de la Misión de las Naciones Unidas para el Apoyo a la Justicia en Haití (MINUJUSTH) para el 15 de octubre, mes en que precisamente se celebran elecciones legislativas y municipales en ese país, sumido en una profunda crisis política.

En la decisión de retiro llevó la voz cantante los Estados Unidos que, de acuerdo a una nota aparecida en The Miami Herald, enfatizó que las elecciones no deben ser un factor sobre cuándo terminar la misión. El embajador estadounidense indicó que “esta transición señala una significativa entrega de responsabilidad en manos del gobierno haitiano y de su pueblo. Ha llegado el momento para el gobierno de Haití de asumir su responsabilidad”.

De su parte, el representante dominicano llamó “prematuro” el retiro, señalando que “creemos que deberíamos sopesar el momento y las condiciones para el retiro. La misión de este Consejo de Seguridad es asegurar que haya paz internacional”.

La realidad monda y lironda es que la comunidad internacional se cansó de Haití y la quiere abandonar, lo que constituye la peor de las noticias para nosotros unidos por el azar de la geografía y de las potencias que dominaban el mundo en el siglo XIX, las mismas que hoy quieren desentenderse de su responsabilidad histórica.

Ha llegado el momento de que el Gobierno dominicano ejerza toda la persuasión necesaria para que se entienda el dilema de nuestro país y las limitadas opciones con que contamos. Llegó la hora, también para nosotros, de enfrentar la realidad.

+ Leídas