La versión criolla del “Gobierno mixto”

Tanto Aristóteles como Maquiavelo hablaban de un “gobierno mixto” o moderado, que recogía lo mejor de la democracia (gobierno de los pobres) y de la aristocracia (gobierno de los ricos).

El secreto de esta forma de gobierno era que le sacaba dinero a los ricos para satisfacer a los pobres. Ambos autores ponían de resalto la durabilidad de este sistema y la ausencia de conflictos porque gracias a esa distribución del ingreso se creaba una “clase intermedia” que servía como un colchón que evitaba los excesos de una como de la otra.

Pero los sistemas políticos evolucionan y nos hemos encontrado con la variante dominicana de este sistema modelo que ciertamente ha sido duradero (los peledeístas aspiran a mantenerse en el poder hasta el 2044) y que ha librado al país de graves conflictos hasta ahora.

La variante dominicana incluye lo siguiente:

a) Los ricos no aportan. El Estado financia “la paz” con empréstitos;

b) Quienes aportan son los miembros de la clase media abrumados cada día con más impuestos;

c) Todos los días se inventan un nuevo tipo de prebenda para los llamados pobres, ya sea en forma de “bono” o de servicio, sin contraprestación alguna;

d) Al margen, se ha creado una clase político-empresarial, más rica que los ricos tradicionales, que tampoco aporta y que además dispone de los recursos del poder para hacer más negocios con el Estado, quitar empresas a particulares y además, salir impune por su control de los organismos coercitivos.

Sería el sistema perfecto si no hubiese golpeado a la clase media. Ya se puede ver la rebelión.

atejada@diariolibre.com

+ Leídas