Lo imprescindible

Hay menos riesgo de contagio en un restaurante que guarda todas las medidas de higiene, que ha reducido sus mesas al 30 % para respetar el distanciamiento social y exige mascarillas y el uso gel a todos los clientes y empleados... que en la fila del Laboratorio Nacional para suplicar una prueba de COVID-19.

Tampoco es mayor el riesgo de contagio en un local que cumple los protocolos, que en las filas interminables al sol de los bancos o en el cruceteo con otra gente en el supermercado. ¿Es indispensable salir a comer o cenar fuera? No para usted ni para mí. Sí para los miles de empleados que están perdiendo el trabajo del que viven. Y para los empresarios que van a quebrar.

¿Es imprescindible para un europeo o para un estadounidense ir de vacaciones al Caribe? Para ellos no; para nuestro país sí.

Se puede (no se debe pero se hace) organizar una bebentina o una comida en una plaza pública pero no ir a consumir a un local formal de un sector económico que emplea a cientos de miles de dominicanos y que es parte fundamental en la recuperación del turismo.

Despejada la duda de quién dirigirá ese ministerio, toca ver cómo David Collado, con su experiencia en el sector empresarial, en el legislativo precisamente en la Comisión de Turismo y como Alcalde que trabajó arduamente para conseguir el avance del plan de la Zona Colonial, logra aunar el sentido común con las políticas sanitarias y las necesidades económicas. Tiene fama de formar equipos motivados y competentes y primar la transparencia. El sector lo ha recibido bien y en la Zona Colonial aspiran a que junto a Carolina Mejía, la alcaldesa, impulse las transformaciones pendientes.

+ Leídas