Mala estrategia

Si los peledeístas del Partido de la Liberación Dominicana y de La Fuerza del Pueblo creen que acusándose mutuamente de lo que no veían hace meses, les suma votos, están equivocados, pero ese es su problema.

Si creen que dividiendo aun más a su militancia tienen mayor oportunidad de ganar las elecciones de febrero y mayo del 2020, me parece que están equivocados.

Lo que se escucha y aprecia en la calle es que la gente está cansada del PLD, de la corrupción, de la francachela y ahora de su conducta barrial. Que sin dejar de ser el partido con más afiliados en el país puede ser que en estas elecciones no va a poder contar con la simpatía y el entusiasmo de nadie de la llamada masa silente, ni de muchos de los que son peledeístas de larga data, y que con esos chismes de patio le estarían abriendo el camino para ganar en primera vuelta al candidato del Partido Revolucionario Moderno.

Si los dos bandos del PLD insisten en su conducta destructiva pueden ocurrir tres escenarios, todos perjudiciales para ellos:

1. Gana Luis Abinader en primera vuelta, lo que constituiría un desastre total para Danilo Medina, una victoria pírrica para Leonel que no le perdonarían y una tragedia para una militancia que vive de la nómina pública.

2. Pasan a segunda vuelta Luis y Leonel. El resentimiento acumulado haría que la gente de Danilo votara por Luis, para impedir que Leonel llegue al poder.

3. Pasan a segunda vuelta Luis y Gonzalo, el mismo escenario al revés: Los de Leonel votarían por Luis para atajar a Danilo.

Entonces, ¿quién cree que esa estrategia funciona?

+ Leídas