20180214 https://www.diariolibre.com

Bronnie Ware es una enfermera que trabaja con pacientes terminales, y su experiencia manejando las últimas horas de vida de esos pacientes le permitió escribir un libro que fue un éxito, titulado The Top Five Regrets of the Dying (Las cinco quejas principales del moribundo).

Y ustedes se preguntarán, por qué a este se le ocurre hablar de muerte en una día dedicado al amor y a la amistad, porque precisamente, los grandes lamentos de aquellos que están a punto de abandonar el mundo material tienen que ver con esos valores imperecederos que dan sentido a la vida: el amor y la amistad.

El primer lamento tiene que ver con la autenticidad del ser humano en su paso por la vida: “Ojalá hubiera tenido el coraje de hacer lo que realmente quería hacer y no lo que los otros esperaban que hiciera”.

El segundo lamento tiene que ver con las prioridades en la vida: “Ojalá no hubiera trabajado tanto”.

Cuántas veces abandonamos la familia y a los amigos por el afán diario de ganarnos la vida, olvidando que lo que realmente importa no tiene que ver con riqueza material.

El tercer lamento es: “Hubiera deseado tener el coraje de expresar lo que realmente sentía”.

Cuántas veces dejamos ir a la persona querida por no expresar lo que sentimos, nuestro deseo de retenerla, de expresarle nuestros sentimientos más hondos.

El cuarto lamento es: “Habría querido volver a tener contacto con mis amigos”, con los familiares, con los de lejos y los de cerca, y finalmente, una aspiración del fondo del alma: “Me hubiera gustado ser más feliz”.

Que estas reflexiones en el día de la amistad y del amor, nos ayuden a ser mejores personas y a dedicar nuestros esfuerzos a lo que realmente importa: el ser humano.

atejada@diariolibre.com

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese