“República Juan Bosch”

Los peledeístas le quieren poner a todo el nombre de Juan Bosch, cosa que resulta extraña, porque si algo combatió el político fue el afán megalómano del dictador Rafael L. Trujillo.

Desde un puente hasta un hospital, todo se llama Juan Bosch en los gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana, y ahora le quieren poner su nombre al parque que se construye en Santiago. La “República Juan Bosch”.

Bosch merece homenajes, pero sobre todo que se le recuerde por su conducta ética y su intransigencia contra ciertas actuaciones políticas en el país.

Los tres grandes partidos que han ocupado la presidencia de la República han tenido esta ceguera. Todos tienen un solo héroe: los revolucionarios y modernos, al Dr. José Francisco Peña Gómez. Los reformistas, al Dr. Joaquín Balaguer, y los peledeístas, al profesor Juan Bosch.

Son los nuevos tres padres de la Patria a juzgar por la cantidad de obras, calles y monumentos dedicados a honrarlos. Pareciera que una “Patria Nueva” sólo tiene héroes nuevos. Todo el que luchó y murió por la libertad de este país no tiene dolientes y, aparentemente, su sacrificio fue en vano. Los que mataron a Trujillo tienen tres callecitas perdidas, mientras personeros de regímenes incalificables ostentan vías importantes.

Esa cortedad de miras, en el caso de nuestros partidos, podría tener una explicación subconsciente: como no pueden cumplir con los mandatos éticos de un Bosch, por ejemplo, escudan su incapacidad en el homenaje queriendo presentarse como “dignos discípulos” del maestro. Afortunadamente, nadie les cree la pose ni el cuento.

atejada@diariolibre.com

+ Leídas