20180730 https://www.diariolibre.com

El escándalo de los títulos de Los Tres Brazos no viene a sorprender a nadie, en realidad. El de la titulación es uno de los obstáculos para el crecimiento económico de las familias y desarrollo de las comunidades que no se han logrado resolver.

Ese, el amaño y la usurpación o la falsedad en los títulos, ha tenido víctimas en los sectores más indefensos... pero también en el mundo de las grandes inversiones turísticas y desarrollos inmobiliarios para extranjeros o de segunda vivienda. Tener posesión del título de propiedad es a veces una odisea y los invasores de terrenos tampoco ayudan a tener controlado el tema.

Samaná fue el ejemplo paradigmático del “no tienen título” pero también se ha asesinado por terrenos del CEA en San Pedro, se ha invadido Bahía de las Águilas, se han vendido dos veces en La Romana grandes extensiones... es un problema estructural que atrae seductoramente a pillos de todos los niveles socioeconómicos y de diferentes niveles de poder político. Es el síntoma de todo lo que no funciona porque involucra temas de institucionalidad, justicia, derechos constitucionales, económicos, probabilidad de crecimiento y por tanto ascenso en la escala social, derecho a dejar en herencia... Por no hablar de la violencia que el tema de la posesión de tierras arrastra en ocasiones.

Despedíamos la semana pasada con el escándalo de la Directora de Títulos y empezamos esta con la advertencia del BID: el 72% de las viviendas de la Zona Colonial no tiene el título de propiedad regularizado, lo que dificulta las inversiones y los arreglos de las viviendas en mal estado. Alguien tiene que tomarse el tema en serio. (Más en serio...)

IAizpun@diariolibre.com

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese