Una apertura “ordenada y gradual”

En un discurso de poco más de 30 minutos, el presidente Danilo Medina anunció anoche el inicio de las fases de apertura de la economía dominicana haciendo énfasis en los pequeños negocios y en nuevos programas de apoyo social para la población y financiero para las Mipymes.

La reapertura comercial y empresarial se iniciará el miércoles 20 con las empresas abriendo con la mitad de su personal o menos, dependiendo de su tamaño, y la puesta en servicio de los sistemas de transporte estatales a un 30 por ciento de su capacidad, lo que puede crear problemas en dos sentidos: que no puedan suplir la demanda, creando protestas de los usuarios, y la rebelión de los choferes del transporte privado que pueden alegar que ellos pueden operar bajo los mismos criterios.

Está claro que el inicio de la segunda fase de la apertura está sujeta al cumplimiento de las medidas en la primera y así sucesivamente.

Es novedoso el programa de garantía al financiamiento de las Mipymes, lanzado en conjunción con la banca nacional, en el cual el Estado avalará el 50 por ciento del fondo y las medidas de carácter tributario que mejorarán el flujo de caja de las empresas.

Fue reconfortante y una gran contribución a un mejor clima político, la reiteración por parte del Primer Mandatario de que continuará apoyando la celebración de los comicios presidenciales previstos para el 5 de julio.

Que la reapertura sea ordenada dependerá de todos, de nuestra solidaridad y responsabilidad. El reto está lanzado.

+ Leídas