20170421 https://www.diariolibre.com

Apenas tengo un año y medio que regresé a mi país después de trabajar en el extranjero por más de 35 años. Me encontré con mejores avenidas, con ‘malls’ y edificios altos, y autovías que sustituyeron las viejas carreteras. Sin embargo, también encontré que nuestro país está siendo invadido por millares de inmigrantes ilegales, los cuales ocupan nuestros barrios, ensanches, calles, escuelas y hospitales, como si efectivamente en nuestro país no hubiera nadie a quien le importe semejante situación.

Es lamentable que durante su gobierno, en vez de reforzar las medidas de control migratorio, más ilegales llegan y se quedan, que los que son deportados. Usted más que nadie es el responsable, porque parece que en nuestro país no hay instituciones gubernamentales que se apoyen de la ley para ejecutar la ley, sino que sólo actúan “si el Presidente los manda”. Puedo señalar que un país sin fronteras firmes no es un país. Celebramos a Duarte, a Sánchez, a Mella, a María Trinidad Sánchez, a todos los patriotas que lucharon para el establecimiento de la República Dominicana, mas en veinte años o menos seremos la República Dominicana de Haití.

Los hospitales, las escuelas, las provincias, sobre todo de la frontera, barrios enteros, muchos de los empleados de hoteles, de la construcción, y de la limpieza son de origen haitiano con sus mujeres llenando los hospitales de partos. Sí señor, presidente Medina. Creo que usted no será recordado por la revolución educativa, ni por sus visitas sorpresas, usted será recordado como el gobierno que durante ocho años no ejecutó ninguna medida migratoria permanente en contra de los inmigrantes ilegales que nos abarrotan.

Ángel Rodríguez

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese