20180820 https://www.diariolibre.com

Me complace saludarle afectuosamente tanto a usted como al director del INVI, Mayobanex Escoto, y felicitarle a la vez por la gran labor que están realizando a nivel nacional en favor de la población dominicana respondiendo a distintas necesidades.

A sabiendas de lo significativo que es para un hijo despertar y acostarse con el abrazo y la bendición de su madre, en mi caso, a pesar de ser lo que más anhelo, cada vez lo veo más difícil, por no decir imposible.

Hace alrededor de 12 años por un conflicto en el que se vio envuelta mi familia, nos vimos en la obligación de salir del lugar que nos vio nacer, quedando mí familia dispersa en casas de amigos y familiares... Jamás hemos vuelto a recuperar esa paz y tranquilidad que en todos los sentidos disfrutábamos por falta de un techo que nos permita reunificarnos de nuevo.

A partir de ahí, quienes hemos tenido la posibilidad de trabajar, no hemos podido ahorrar lo suficiente para comprar o construir una casa. Pues, el poco ingreso que conseguimos lo consumimos en pasaje, pago de alquiler, alimento, universidad y demás servicios básicos.

Apelamos a su sensibilidad y generosidad para que con el derecho que tenemos nos beneficie con una vivienda en la cual mis hermanas y yo podamos continuar nuestros estudios y revivir esa armonía familiar de que antes disfrutábamos y sobre todo ver a mi mamá descansar un poco de ese agitado trabajo como empleada doméstica.

Willy D’Oleo

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese