20180518 https://www.diariolibre.com

Todos los conductores que hemos circulado por el Bulevar del Este durante los últimos cuatro años y medio, hemos estado desafiando a la muerte en varios cruces de dicha vía. Al fin, y debido a que no podía continuar la carnicería humana, las autoridades del Ministerio de Obras Públicas y de la Dirección General de Seguridad y Tránsito Terrestre cerraron las llamadas intersecciones de la muerte.

Los cruces afectados son: Cabeza de Toro, CEPM-Cocotal, El Ejecutivo, Machiplán y Uvero Alto. Desde la inauguración del Bulevar del Este, en noviembre del 2013, en el primer cruce han fallecido 38 personas, en el segundo 33, en el tercero 26, en el cuarto 40 y en el quinto 41, alcanzan un total de 178 muertos. Además, se han producido 9,858 accidentes de tránsito en la zona.

Con los datos anteriores, cualquier índice internacional de peligrosidad utilizado en la vía hubiese necesitado crear un escala adicional.

A la luz de las cifras, está claro que había muchas deficiencias en el diseño de las intersecciones y, aunque no hubiese sido así, el responsable de la vía, en forma rápida, debería haber tomado medidas. Siempre la culpa se la han achacado a los conductores, aunque en realidad no fuesen ellos los responsables en la mayoría de los casos.

Me entristece ver la forma tan superficial con la que se tratan todos los temas de seguridad vial y nadie desenmascara a una tropa de irresponsables que sigue permitiendo que los muertos inunden nuestras vías. Siempre que se me permitió denuncié las atrocidades que observaba mediante Cartas al Presidente y otros medios de comunicación, pero la insensibilidad de los funcionarios y una compañía constructora que piensa solo en los sobornos, no permitió solucionar nada.

En seguridad vial se llama punto negro o tramo de concentración de accidentes (TCA) a todo emplazamiento perteneciente a la calzada de una vía en la que durante un año natural se hayan detectado 3 o más accidentes con víctimas. Teniendo en cuenta lo que comento, a los pocos meses de inaugurar el Bulevar debieran haber saltado todas las alarmas y haber tomado medidas drásticas el MOP, aparte de pedir responsabilidades al responsable del proyecto.

Pero rectificar sería reconocer su incapacidad y no se podía dañar toda la propaganda y la imagen del Gobierno.

Juan José Castilla

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese