Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales

Arrepentida de abortar

Aborté a mi bebé por no querer hacer daño a mi familia y también al padre de la criatura

Expandir imagen
Arrepentida de abortar (SHUTTERSTOCK)

Pregunta: Hola Dra. Ana, espero que pueda leer mi carta, necesito sacar un poco de lo que siento. Estoy pasando por un momento muy difícil en mi vida, lo primero es haber abortado, lo segundo que el hombre que yo creía que fue el único que nunca me haría daño solo fue una mentira. Aborté a mi bebé por no querer hacer daño a mi familia y también al padre de la criatura. Solo pensé en los demás y no en mí, no en la vida que se estaba formando dentro de mí. Estoy muy arrepentida de haber cometido esa atrocidad, nunca pensé que me iba afectar tanto, pero duele como el primer día. Me duele que esa persona me dejara sola en ese proceso, confiaba en él y me falló de la peor forma, ahora no quiero saber nada de él sólo siento rabia y dolor. Le pido a Dios que me ayude porque en verdad ya no sé qué hacer. Mientras yo estoy sufriendo él está conociendo a otra persona y eso me duele aún más.

Respuesta: Lamento muchísimo por lo que estás pasando pues las mujeres seguimos haciendo “todo por amor”, creyendo que con eso seremos más amadas, dejando de lado nuestra dignidad, valores, amor propio, gustos y deseos. Realmente no puedo imaginarme lo mucho que estás sufriendo y las emociones encontradas que estás gestionando en este preciso momento, pues hiciste cosas esperando a cambio otras, pero no puedes ahora detenerte a entender, pues ese sería el error más grande.

Sentir dolor no es malo, al contrario te ayudará a sanar con el paso del tiempo. Lo que no puedes es querer basar tu proceso de recuperación en lo que el otro debió o no hacer en todo esto, pues aquello es un mundo aparte que tiene sus motivos.

Ahora debes asumir tus pérdidas con todo lo que eso conlleva, sin esperar que el otro quiera subirse en el barco de responsabilidades pues la evitación nos acecha cuando menos lo esperamos, desgarrando a su paso a personas que creímos ciegamente en el amor. Quizás en este momento estés perdida, sintiéndote sin rumbo fijo, pero te tienes a ti y es lo más importante. Y no me pienses en un futuro incierto, solo piensa en hoy, así es, un día a la vez, y así iras poco a poco levantándote del lodo, sin preguntas, solo aferrándote a lo único seguro que tienes, reconciliándote con la culpa y permitiéndote asumir tu error.



TEMAS -
  • Aborto

Psicóloga, terapeuta sexual, familiar y de pareja, PHD en Sexualidad. Directora del Centro Vida y Familia Ana Simó.