Conversión Asociaciones de Ahorros y Préstamos

Las Asociaciones de Ahorros y Préstamos son instituciones mutualistas que están funcionando desde el año 1963, cuyo propósito específico es contribuir con el financiamiento de viviendas en el país, con precios más cómodos que el de la Banca Comercial de ese entonces.

El artículo 75 de la Ley Monetaria y Financiera 183-02 del año 2002 incluyó un párrafo que enuncia lo siguiente: "La Junta Monetaria podrá ampliar las operaciones que realizan las Asociaciones de Ahorros y Préstamos. Asimismo, transcurrido un año después de la promulgación de esta Ley, la Junta Monetaria podrá autorizar la conversión de estas instituciones en el tipo de entidades de intermediación financieras previstas en el Artículo 34, siempre y cuando se garantice un tratamiento homogéneo con estas entidades, incluyendo los aspectos fiscales. La Junta Monetaria dictará los mecanismos de conversión"

Recientemente el Gobernador del Banco Central y Presidente de la Junta Monetaria anunció al país que la Junta Monetaria podría convertir las asociaciones de ahorros y préstamos en bancos múltiples, bancos de ahorro y crédito o corporación de crédito. También el Lic. Héctor Valdez Albizu manifestó frente a los Directivos de las asociaciones de ahorros lo siguiente "la conversión se traducirá en mayores beneficios para los clientes y representa un fortalecimiento del sector financiero nacional".

Estoy seguro que conociendo a los Miembros de la Junta Monetaria, estos presentaran al país una propuesta interesante para los propietarios de las asociaciones, o sea para los ahorrantes.

Un sistema mutualista es un sistema solidario de servicios mutuos, fundado en la asociación voluntaria de personas Jurídica (sin ánimo de lucro) y personas naturales, que se unen con objetivos comunes de ayuda conjunta.

En esa reunión, naturalmente, no se hablaría de que cual sería el destino de los excedentes o "utilidades" del sistema de ahorro desde sus inicios hasta la fecha, que son aproximadamente RD$25,000 millones. Esto es precio a valor histórico, lo cual se incrementaría significativamente a precio de valuación de mercado y lo que representa ese sector.

Ya de esto ocurrió un gran debate antes de la aprobación de la Ley Monetaria y Financiera, la cual contemplaba que en la entrada en vigencia estas instituciones se convertirían en Instituciones de intermediación financiera, pero el tema se aplazó y se prefirió incluir el párrafo que explicamos al inicio de este artículo.

Como el sistema mutualista indica que esas "ganancias, beneficios, excedentes o patrimonios" no tienen un dueño especifico, sino que deberían ser de los ahorrantes, entonces que pasaría al momento de convertir estas en bancos múltiples, bancos de ahorros y créditos o corporaciones de créditos?

Lo lógico es que la propiedad de esas ganancias deben permanecer en los ahorrantes y puede reconocerse alguna participación minoritaria a las administraciones que ayudaron a crear ese excedente. Hay que crear una formula objetiva que permita medir el valor añadido por el factor administrativo, pues el valor financiero primario fue aportado por los ahorrantes. Antes eran instituciones muy simples en la intermediación, pero hoy son entidades que emiten tarjetas, otorgan prestos comerciales, manejan nominas empresariales y otros, y en esa diversidad de servicios y en su rentabilidad hay un componente mayor de la buena gestión que hay que acreditar a la administración.

La fórmula es posible pero requiere una concertación con los ahorrantes, los cuales son los verdaderos propietarios de todos esos excedentes "ganancias" acumuladas por años. En muchas asociaciones el liderazgo de sus directivos es muy alto, pero el dinero tiene esa destructiva capacidad de romper los más íntimos lazos.

Se me ocurre dejar algunas recomendaciones para cuando las autoridades y los ejecutivos de las asociaciones de ahorros se pongan de acuerdo en su conversión:

a) Creo que lo más sano y me parece que lo legal es que se distribuya a los ahorrantes, pero no liquidarlo a las cuentas de ahorro sino convertirlo en acciones comunes; las cuales pudieran ser incluso de oferta publica y cotizar en la Bolsa de Valores de la República Dominicana;

b) Esos accionistas (antes solo ahorrantes), en su nueva condición elegirían un consejo el cual nombraría una administración. Sería sano que las actuales directivas puedan permanecer, pues salvo excepciones muy conocidas, han sido instituciones muy estables, fruto sobre todo en el interior de liderazgos comunitarios muy bien cimentados;

c) El principio que hay que preservar es que por ser entidades mutualistas, reitero, el capital creado es de los ahorrantes, pero creo que hay un valor aportado por las buenas administraciones, las cuales han creado valor y son parte de una ganancia acumulada. Habría que ser creativo para crear formulas financieras que solventen ese dilema. Las direcciones de la mayoría de las asociaciones tienen un mérito bien ganado con sus ahorrantes y un gran liderazgo y capacidad de comunicación. Este trabajo de los consejos de directores pudiera ser reconocido con el otorgamiento de acciones y/o dividendos bajo un criterio justo en base a los resultados obtenidos, en donde han dirigido, siempre en un marco de legalidad y prudencia;

d) Otra opción pudiera ser que el Estado asuma esos excedentes y los coloque en el mercado de valores y lo oferte, considerando que sus ejecutivos deben tener una participación en esas operaciones;

e) Y debido al sacrificio fiscal que durante años ha soportado el Estado Dominicano, como aporte al sector vivienda, por lo menos el porcentaje del impuesto sobre la renta, esto es, aproximadamente un 30% del patrimonio acumulado, debería pasar como acciones a nombre del Estado y que este a su vez las oferte en el mercado de valores, estableciendo controles para evitar concentración de compradores.

f) Finalmente, entiendo que lo ideal es no cambiar demasiado algo que ha funcionado bien. Crear un capital con esas ganancias es atinado, sobre todo para que permanezca y mantenga la solidez de las mismas Instituciones.

20131102 http://www.diariolibre.com

+ Leídas

+ Leídas