¡Así cualquier Amarante grita...!

Parece que a quien hay que derrotar no es a LF

La política dominicana es de partidos, pero también de grupos dentro de los partidos, y la sociología política no lo sabe, pero los grupos son más difíciles de dirigir que los partidos. El danilismo por caso.

Salieron 6 a cabalgar sabiendo desde el principio que la montura era ajena y que no debían confiarse pues podrían ser apeados en cualquier momento.

No se entiende que ahora los 6 se reduzcan a 5 y más a 4 por no permitir la compañía de último momento del número 7. Gonzalo deviene en un arma de destrucción masiva.

Lo peor es que la percepción de la calle, que se maneja a su antojo, se refuerza con una reacción que no aprovecha, pero sí perjudica.

La impresión que se tiene ahora es que el enemigo a vencer no es Leonel, sino Gonzalo, a quien se denuncia por ventajas indebidas.

El plan de asfaltado de calles fue la bandera más alta de la reelección, pero el grupo de los 6 nunca protestó, aunque desde lejos se veía el filo de la cuchilla.

Todo iba bien hasta que Gonzalo movió la ficha y se puso en evidencia. El primer acto de campaña fue el apoyo de casi todos los alcaldes del PLD.

Así cualquier Amarante grita.

+ Leídas