16 SEP 2017, 12:00 AM

El caso Quirinito da serie de realidad

Todos se culpan y nada se sabe del preso...

20170916 https://www.diariolibre.com

Lo de Quirinito no tiene madre, o al menos no madre de los tomates. Como personaje de un filme de los hermanos Coen, se murió y se llevó el cadáver. Con algo tenía que fastidiar al carcelero. Suspenso en esa sala de cine que es la República, donde fascinan las comedias, se imponen los dramas y al final se pierde noción de géneros.

Peras del Olmo, por tanto.

Si está muerto, y murió en una penitenciaría, debió quedar un registro. Si estuvo enfermo y lo vio un médico, algo debió anotar en una tablilla. A menos que fuera el Conde de Montecristo, que fue lanzado al mar, tiene que estar enterrado en algún lugar, aunque sea fosa común. Lo interesante es que en este voleibol el deporte vale más que los jugadores y la pelota va y vuelve en medio de la cancha. Atribuyen culpa al sistema, un día al viejo, y al siguiente, al nuevo. Bien que pase. Cuando Bretón anduvo por estos lares, se dijo que este era un país surrealista. Después, con García Márquez en pie, el otro Macondo. La verdad sin embargo, y con Quirino de protagonista, es que capítulo por capítulo el panorama dominicano es la más colombiana de las telenovelas. ¡Atención Netflix!

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese