El problema no es solo del PLD

La sospecha ronda por los predios del PRM

Si se contara al derecho la reelección no tendría posibilidad en ninguna circunstancia, pues sin reforma constitucional todos sus caminos estarían cerrados. Lo malo es que ninguno de los interesados, sea a favor o en contra, cuenta al derecho. Todos creen que al final la política ganará la partida. Y en esa anda la gente que no confía, pues de confianza está empedrado el camino del infierno. El número podría ser el mismo desde el inicio, pero desde el inicio se piensa en la ayuda de terceros. Si no existiera esa probabilidad, el proyecto no solo estaría muerto, sino enterrado. Envuelto en trapos de todas las tendencias como si fuera momia en pirámide. El problema pareciera del PLD, pero no solo del PLD desde el momento que la sospecha ronda por los predios del PRM. La clave debiera ser de fa, pero luce que de sol.

¿Por qué debe la dirigencia dar seguridades a cada rato, si se supone que la entereza debe ser la misma desde el principio, y sin importar que la oferta se reitere o sea más jugosa?

Si el tema no estuviera en tapete ajeno, hace mucho que tampoco en agenda. Solo James Bond muere dos veces, y porque es película.

+ Leídas