El “tirapuyas” de los lunes de Leonel

Ahora fue con el partido Azul de cuña

Leonel no es como la gatica de María Ramos que tira la piedra y esconde la mano, como piensan sus oponentes cuando sus seguidores se salen del tiesto.

El presidente del PLD dice lo suyo escribiendo con su nombre y apellido. Solo que lo que empieza como historia termina como fábula.

Moraleja incluida.

El PRD de Peña Gómez se creía continuación del partido Azul de Gregorio Luperón, y como era en el siglo XIX, decía que el Reformista de Balaguer representaba al Rojo de Buenaventura Báez.

Leonel hace otro tanto en su artículo del Listín Diario del pasado lunes. Aunque todo Azul y nada Rojo. Tampoco Peña Gómez y menos de Balaguer.

De Luperón sí, pero en contraposición a Ulises Heureaux (Lilís), que fue su hombre de confianza y a quien ayudó a llegar al poder y gobernó contrario al credo Azul, llegando a crear una dictadura de larga duración.

La comparación salta a la vista, y de una manera que hace daño a los ojos: Leonel es Luperón y Danilo Lilís, y más Rojo que Azul.

+ Leídas