Girón cantó... y no fueron baladas

Aquí sí se admiten delaciones premiadas

El tiempo no ha cambiado tanto, aunque en apariencia cosas de ahora sean diferentes a las de antes. La justicia, como la política, asunto de negociación.

Girón cantó, y no baladas, y como fue en tarima, no en estudio, el pago debe ser Mayor. Alguna ventaja debe tener el rango.

No único curioso el gato ni solo el indio sioux galopa a lomo pelado. La expectación tiene precio.

Por ejemplo. Las delaciones premiadas que en el caso Odebrecht no tienen cabida, en el proceso Coral apuntan decisivas. Los legos piensan que ese testimonio debió usarse en juicio de fondo y no para medidas de coerción. Cada mánager tiene su librito, y si ese era su mejor pitcher ¿por qué no ponerlo en la lomita?

Las gradas estuvieron maravilladas con su desempeño, ya que mostró un repertorio de lanzamientos desconocidos. Y aunque algunas jugadas podrían ser objeto de revisión o protestado el juego entero, el registro hasta ahora es no hitter. El ministerio público lo consideró perfecto.

Intriga cómo se dio el intercambio, si Girón se ofreció o lo convencieron. Se le vio muy satisfecho ponchando a sus antiguos compañeros de equipo. No de yagua, pero ¡tremendo alacrán!

+ Leídas