La Copppal se guayó en las primarias

Eran observadores que miraban un solo lado

Al ver cómo se acreditaban tantos cimarrones como observadores de las primarias, el presidente de la Junta fue a tomarse un cafecito con la Embajadora.

La Embajada antes o después había solicitado ver de cerca el proceso, y de seguro que vio y la misión deberá rendir su informe.

Corrió la versión de que la enviada norteamericana se había reunido con Leonel, aunque no trascendió lo tratado ni se confirmó la información. Lo que tampoco tendría nada de extraordinario, pues el expresidente convocó a todo el cuerpo diplomático y por igual a los observadores. De manera que hay muchas opiniones, juicios y supervisiones pendientes, pues si el proceso se abrió a la observación, la observación es parte de las incidencias y deberá declarar. Aunque habrá que tomar y dejar. La de COPPPAL no sería la más confiable, porque el conflicto de intereses se hizo evidente desde que su presidente participara en mítines. Además de que antes que observar daba pautas y quería que las cosas se hicieran como reclamaba una de las partes. La que ahora resulta perdidosa.

Habrá que contrastar esos fallos, pues se supone que no será lo mismo Bernstein que Pichardo.

+ Leídas