La política no... los políticos mañosos

Todo el mundo delinque en elecciones

La política se molesta cuando se la acusa de sucia, de no tener entrañas. Solo que no puede protestar ni defenderse, pues su algoritmo está en la voz y el hacer de los políticos.

La política no compra votos, una práctica ilícita y aberrante, pero sí los políticos, y ellos mismos aseguran su impunidad. En cada ocasión se reporta de todos los bandos.

Ahora se dijo que por igual gente del PLD y del PRM.

¿Cómo podrían comprarse votos en unas primarias cerradas en que solo podían participar los inscritos, los militantes? Fue a plena luz del día, a la vista de todos, incluyendo los observadores, pero no se conocen razones ni efectos.

La disputa fue entre Hipólito y Luis y desde el principio se dijo no solo que Luis le ganaba a Hipólito, sino que sería mucho a poco.

Y fue así, así fue... diría la Pantoja.

Lo del PLD sería distinto, pues en una consulta abierta no hay control posible y los mansos sufren la vergüenza de los cimarrones.

No obstante, y se reivindica la política, ninguna derrota atribuye su fracaso al voto vendido o al voto comprado. El bazar no llena el cometido ni es horma de zapato alguno.

+ Leídas