11 JUL 2017, 12:00 AM

La ración de la boa en la frontera

Los haitianos cruzan como Pedro por su casa

20170711 https://www.diariolibre.com

Uno piensa por pensar que el Gobierno estuvo muy afanado o entretenido o preocupado por Odebrecht y sus consecuencias, que se olvidó del problema haitiano. Uno supone por suponer que los haitianos se dieron cuenta del descuido y se aprovecharon, cruzando la frontera a la manera de Pedro por su casa.

Los guardias del Cesfront usan unas gafas para sol que son una monería, como de cantantes pop, pero que no los dejan ver bien de noche.

Aunque no se sabe por qué de día miran hacia otro lado.

Los perversos, que también hay en la Viña del Señor, denuncian que cada haitiano que cruza la frontera viene con su visa en la mano.

Dijo Pití que a buen entendedor pocas palabras bastan, y eso no lo aprendió en Haití, sino en el Masacre, el mismo que pasa de a pie y con tanta confianza que ni se moja.

Si del Yaque se dijo que era dormilón, del Masacre puede asegurarse que ronca. La boa se ríe cuando se entera de los líos de Odebrecht en la capital, pues lleva años con su ración y nadie la acusa de soborno. En la frontera nadie declama a Nicolás, el Guillén, y menos el Sensemayá.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese