Las experiencias malas no se repiten...

En este tramo, los errores se pagan caros

La campaña electoral continúa, aunque no a sus anchas por las condiciones de la pandemia. Los candidatos buscaron la manera, y a su decir –o de las encuestas- van saliendo a camino.

No obstante, desde fuera de la película, desde la butaca de cine, se observan situaciones que confunden, o en los doblajes o en los subtítulos.

Queda claro que no hay mucho de donde inventar y que las improvisaciones podrían salir caras. No se debe cambiar de caballo a mitad del río, pero tampoco de posición.

Eso de decir una cosa hoy y otra muy distinta mañana no solo afecta la coherencia, sino también la apreciación de la gente.

El aplauso fácil o forzado no es el mejor reconocimiento, como tampoco gana voluntades cuando se pide lo imposible. Aun cuando en una canción, no en un manual de política, se dice que las mejores promesas son aquellas que no se van a cumplir.

En la reunión del PLD del pasado jueves con los enlaces en los municipios se repitió la cartilla de lecciones borrosas: irse en primera vuelta como Danilo y replicar la experiencia de las primarias de octubre.

¿Acaso no fue en octubre cuando se acabó el mundo morado?

+ Leídas