14 FEB 2018, 12:00 AM

Las iglesias deben empeñarse más...

Estos pecados tan horrendos, asustan...

20180214 https://www.diariolibre.com

Los politólogos hacen el trabajo, pero los políticos lo desbaratan. Con los pies, con las manos, y en ocasiones, con las bocas. Mucha gente hablando al mismo tiempo. Los que al parecer no llenan el cometido serían los sicólogos, o los siquiatras, o los pastores de iglesia, sean católicos o protestantes.

Los politólogos solo tienen que observar y esperar, pues los partidos, por mucho que se disocien, al final encuentran remedios. Cuando faltan tripas, sobra corazón.

No es el caso del individuo, de cuya enfermedad no se tiene un diagnóstico adecuado, aun cuando los síntomas alarman y los hechos aterrorizan. El dominicano de estos días no se parece ni en sombra al dominicano de otras épocas. Y no es la violencia, ni el revólver o el cuchillo al cinto, sino manifestaciones cada vez más horrorosas. Los especialistas, sin embargo, reaccionan como el hombre común, como si el fenómeno fuera ajeno a su ciencia o desbordara su sabiduría y entrenamiento. El pecado vino con el mundo, pero sus raíces ahora lucen diferentes. No bastan los mensajes, las concentraciones, sino las iglesias empeñarse más. El oficio divino no está llenando las expectativas.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese