“Likes” en redes no quiere decir votos

Hacen falta las escuelas en los partidos

En el dinero que se les entrega a los partidos vía Presupuesto se consigna una partida para educación, sin que haya que especificar que política y para sus miembros. Los partidos hacen truco y no invierten en ese renglón lo establecido, y esa falta de instrucción explica la conducta desaprensiva de su militancia.

Cuando el PLD tenía su escuelita los compañeros eran de lo más aplicados, pero también disciplinados. Falta el Maestro, pero igual los profesores. Los partidos, ahora que se abren y atraen talentos de otros oficiosos, debieran tener en cuenta esa situación, y hacerlo antes que se creen problemas nuevos. Por ejemplo, se nota que los llamados influenciadores se comportan como seres de otra galaxia, o traen debajo del brazos reglas de su entorno.

Lo justo, adecuado, conveniente sería que se ajustaran a las normas propias de la organización a que se arriman. Contrario a lo que creen, seguidores en redes no es voto automático. Aunque los estatutos se burlan de muchas maneras, sería oportuno poner una copia en sus manos, de manera que no se pierdan en un bosque de la China. Con reconocerles la condición de auyama es suficiente.

+ Leídas