Marchena usó a Chanel de mampara...

Ni a los verdes los trataron tan duro...

La calle es la calle, y se supone que el gobierno observa desde la calzada a manera de público en un desfile de carnaval, sin ponerse máscara ni dar vejigazos.

Cuando el gobierno se tira a la calle del medio y sin máscara reparte vejigazos, la situación se torna de cuidado. Lo que acaba de hacer Marchena.

Les dio a los nacionalistas, y les dio para que sientan, y a propósito, como si los hubiera estado acechando y los tuviera más arriba del moño. Y todo por meterse con Chanel, que no es el número 5, como el perfume que hiciera famoso Marilyn, sino un funcionario capaz y entregado a su trabajo.

Nadie cree que Chanel sea la joya de la corona, y mejor se piensa que Marchena lo usó de mampara para poner en su puesto a los nacionalistas que ahora también xenófobos.

Estos no pueden quejarse, querían mambo y ahora tienen a Omega en tarima. O aplauden o abandonan el espectáculo. El vocero de Palacio tiró, y tiró como El Fuerte.

La suerte de estos “alemanes”, pues los verdes dieron más carpeta y desde Palacio nunca le dispararon, siempre los vieron con ojos de piedad.

La supremacía blanca es que molesta e incomoda.

+ Leídas