Partidos chiquitos sin nada de fuerza

Hasta para regidores necesitan palanca...

La Junta no aprovechó el Viernes Negro pues se dedicó a su Sábado Blanco. La jornada fue singular y estuvo emitiendo resoluciones hasta en la noche. El domingo fue día para leerlas, pensarlas y hacer las consideraciones que se crean de lugar y que nunca son las pertinentes.

Un delegado quiere que el boletín sea dado a las 10 de la noche, sin decir si automatizado o manual, y cada cual según su preferencia.

La Junta está para complacer, y cuidado si se toma libertades como los reglamentos, algunos de cuyos dispositivos fueron declarados inconstitucionales. Aunque lo que más llama la atención son las alianzas aprobadas, y no por aprobadas, sino por concertadas.

En un principio se pensó que los partidos iban a correr solos el albur municipal. Que cada cual iba a demostrar por sus medios que tenía con qué elegir alcaldes, regidores y directores de distritos.

Sin embargo, las tantas conjunciones dan a entender lo contrario. Ninguno tiene fuerza suficiente para valerse por sí mismo.

La carencia era cosa de parásito, pero ahora también de huésped. Tiene pié para caminar, pero no pierna para subir escalera.

¡Me das una mano, por favor!

+ Leídas