Trabajo de diputados fue incompleto

No recopiló los perfiles para miembros CC

Las situaciones en el país giran, mucho y rápido, pero no marean. El muchacho feo ahora sí será culpa del partero.

Aunque convendría ponerlo en plural: los parteros.

La comisión de la Cámara de Diputados no pudo recopilar perfiles adecuados para seleccionar a los miembros de la Cámara de Cuentas.

El trabajo fue incompleto, pero ahora en manos de la comisión del Senado, el trastorno se repite. Tiene pie y no da con la bola.

En principio los aspirantes eran muchos y sobrantes, pero cuando se hizo el escrutinio, no se encontró de dónde tomar y dejar.

Los currículos no eran malos, pero sí gente desconocida. Profesionales de la secreta acerca de quienes hubo que buscar como aguja en un pajar.

Aunque no hay grandes disensos, están las objeciones. Por lo menos hay tres que están en salmuera, que no los quiere el PLD y tampoco la Fuerza del Pueblo.

Por ejemplo, María Gargajo.

No obstante, el mayor obstáculo sería la cuenta en el hemiciclo. Se necesitarán 22 votos y solo se tiene seguridad de 19.

Y las cortinas de Palacio ya no son de terciopelo azul.

Temas

+ Leídas