|Medio Ambiente|27 AGO 2018, 12:00 AM

“Botar basura en la calle tiene que empezar a dolernos con multas o con cárcel”

Municipalistas plantean la necesidad de que sea aprobada la Ley Integral de Residuos Sólidos que estudia el Congreso

La ley consolida el Plan Dominicana Limpia porque dota a los cabildos de instrumentos legales.
La ley consolida el Plan Dominicana Limpia porque dota a los cabildos de instrumentos legales.
20180827 https://www.diariolibre.com

SANTO DOMINGO. El proyecto de Ley de Manejo Integral de Residuos Sólidos que estudia el Senado es una necesidad que dará carácter definitivo al abordaje la basura y los problemas municipales bajo un régimen de consecuencias que debe empezar a doler con multas o cárcel.

La conclusión es del presidente de la Federación Dominicana de Municipios(FEDOMU), Rafael Hidalgo, del alcalde de Boca Chica, Radhamés Castro y del director de los Programas Especiales de la Presidencia Domingo Contreras, quienes analizaron las problemáticas en el diálogo del Grupo Diario Libre.

Hidalgo sostuvo que por vez primera se tratará con responsabilidad lo que deben ser las consecuencias del manejo irresponsable de los residuos sólidos, sean estos de ciudadanos particulares o de empresas sin importar su tamaño.

Indicó que desde FEDOMU y Dominicana Limpia se impulsa un acuerdo con la Procuraduría General de la República, colateralmente a la Ley, que tiene por finalidad hacer cumplir las disposiciones y ordenanzas municipales.

“En el próximo mes de septiembre se van a especializar por cada provincia, dos fiscales para asuntos municipales, que no solamente van a ver el tema de las violaciones, disposiciones y ordenanzas municipales, sino también lo que tiene que ver con todo el manejo de las violaciones y las infracciones”, dijo Hidalgo.

Aclaró que apuestan primero a la educación como paso previo a cualquier acción, pero que también hay que aplicar medidas coercitivas.

“Tenemos que empezar a sentir las consecuencias, debe empezar a dolernos con las multas o tiene que empezar a dolernos con cárcel, porque lamentablemente es una situación que si no se toman medidas desde el punto de vista preventivo, educativo y coercitivo, vamos a tener un problema mayor que se no va a seguir yendo de las manos”.

Pero, el alcalde de Boca Chica Radhamés Castro, va más lejos y propone la creación de una procuraduría fiscal especializada, un procurador en asuntos municipales que aplique mecanismos jurídicos, independientemente que salga de un reglamento o de otra estructura.

“Tiene que haber una procuraduría que entienda que los daños municipales, las faltas que se produzcan tienen que tener un costo y una sanción, a la gente cuando no la multan por haber hecho lo incorrecto normalmente lo repite porque no tiene consecuencias”, dijo el edil.

Considera que las infracciones municipales son las mayores que se cometen, pero muchas se quedan sin sanción ni se toman en cuenta, pero que tampoco hay una estructura donde ir a tratar esos problemas. Insiste en que los daños municipales deben tener un costo, una sanción.

El proyecto está en el Senado

El proyecto de ley Integral de Residuos Sólidos en la República Dominicana es una iniciativa de varios diputados. Fue aprobado por unanimidad a mediado de julio pasado por la Cámara Baja, luego de más de siete años de estudios. Fue enviado al Senado donde está bajo estudio de la Comisión de Medio Ambiente. Es considerada la ley más importante para reducir y prevenir la contaminación por medio de plásticos y otros residuos esparcidos en casi 400 vertederos a cielo abierto en todo el país.

“La cobranza en los cabildos es muy baja”

El director de los Programas Especiales de la Presidencia, Domingo Contreras, y el presidente de la Federación Dominicana de Municipios (FEDOMU), Rafael Hidalgo, afirman que la cobranza en los cabildos es de alrededor del 8%.

Contreras considera que la Ley sobre Manejo Integral de Residuos Sólidos y Dominicana Limpia es una oportunidad muy interesante para aplicar un modelo porque ese 8% de cobranza no representa ni un 30% del costo que tiene el manejo integral de los residuos sólidos.

Sobre el impuesto contemplado en la legislación de 0,20% aplicable a la producción nacional y a las importaciones, Contreras dijo que es aplicable cuando se consuma material que genere residuos sólidos y al igual que Hidalgo estima que es bajo.

“Nosotros hicimos un cálculo, porque el gravamen genera unos 41 millones de dólares, y si lo dividimos en la población eso da unos ocho peso mensuales. Ese gravamen se va a un fideicomiso público privado y la ley establece que tiene como ventaja que no se pueden destinar para otra tarea que no sea para los fines que establece la ley”.

En el caso del municipio de Boca Chica, su alcalde Radhamés Castro indicó que la cobranza en esa demarcación es prácticamente nula y explicó que de diez millones de pesos que reciben mensualmente ocho millones se invierten en la recogida y depósito final de la basura, además del pago de nómina.

“Los hoteles no pagan impuestos, la basura es muy mal paga, el Puerto Multimodal, tampoco paga impuestos, el Aeropuerto Internacional, con miles de personas que entran y salen, tampoco paga impuestos. Allá el porcentaje que paga la gente por la recogida de la basura es el 2 % o 3 %”.

Atribuyó la baja cobranza a un asunto cultural y abogó para que el cobro de la factura de basura se haga como se hace con el teléfono y que se trabaja en ese sentido. Indicó que solo de esa manera los cabildos pueden ser auto sostenibles.

Los bonos verdes y el apoyo financiero privado

Para Domingo Contreras los bonos verdes contemplados en el proyecto de ley, crean instrumentos financieros que permiten que tanto el sector privado como de cualquier cooperación, contribuyan con el sector, además de incentivar la industria de los residuos sólidos, llevándolas hasta la innovación.

Destacó que la Ley Integral de Residuos Sólidos establece un claro régimen que no se ha tenido hasta ahora porque los roles institucionales no han estado claros.

Indicó que se crean las condiciones para atraer a los inversionistas interesados en el sector por el tema de la seguridad jurídica y las condiciones para traer sus capitales y desarrollar sus industrias.

Mientras que Rafael Hidalgo manifestó que el turismo se aleja cuando se está en un desastre como en el que está el país, por lo que cualquier iniciativa o gravamen que tienda a proteger el medio ambiente, también beneficia a las industrias, sobre todo turística porque nadie quiere ir a un país sucio.

Sobre el impuesto del 0.20% contemplado en la Ley dijo: “Necesitamos que no solo este programado en la Ley, sino la sostenibilidad de ir más allá... este pellizquito, como decimos, este es un gravamen patriótico que va a preservar el medio ambiente y va a proteger el destino de República Dominicana como atractivo turístico.

Destacó la importancia de la financiación para el destino final y la recolección, mejorar el servicio y las condiciones del personal, que en su opinión, es el peor pagado del país, a pesar de que trabaja hasta en horas de la madrugada en condiciones infrahumanas que debe llenar de vergüenza.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese