|Feria del Libro Santo Domingo|17 ABR 2017, 12:00 AM

“Intentaremos que el público vaya a la Feria, y que la Feria vaya al público”

La Feria Internacional del Libro trae novedades, entre ellas, salir de sus límites geográficos. Hay notable reducción de actividades y presupuesto. Lanzarán primeros tomos de la Biblioteca Dominicana Básica.

20170417 https://www.diariolibre.com

SANTO DOMINGO. El ministro de Cultura, Pedro Vergés, visitó por primera vez Diario Libre, junto a Ruth Herrera, directora de la Feria Internacional del Libro de Santo Domingo, con el fin de participar en un Diálogo Libre especial sobre el evento que inicia el día 20 de abril.

Acerca de las novedades de la feria, Vergés dijo que son varias, que están tratando de transformar el formato de la feria y “hacerla mucho más del libro, que anteriormente”. Eso los ha llevado a hacer una serie de novedades y reformas, tanto organizativamente, como estructural y de política de la feria. “Hemos reorganizado todo lo que tiene que ver con las actividades, con la circulación y participación del público en la feria. Y hemos introducido un concepto de mover la feria sin cambiarla de sitio”, expresó ante una pregunta de José María Reyes, jefe de redacción de Diario Libre, quien estuvo al frente de un panel que incluyó a Eli Heilliger, subjefe de redacción, y las periodistas y escritoras Emilia Pereyra y Argénida Romero.

La feria sigue teniendo como sede, su lugar ideal, la Plaza de la Cultura, pero van a ensayar llevarla a otras partes de la ciudad. “Haremos una actividad en la Zona Colonial, otra en el edificio del Ayuntamiento, otra en el Club Mauricio Báez, y alguna más”. Persiguen incrementarlo, modificarlo, perfeccionarlo en ferias posteriores.

“Vamos a hacer un recital poético en el Club Mauricio Báez, donde pretendemos que vayan cientos de talleristas literarios. Hemos escogido el Club Mauricio Báez por lo que tiene de significativo y por estar enclavado en un barrio que tiene mucha significación en la ciudad y al que en este terreno se le presta poca atención”, argumentó.

Igualmente harán una exhibición de libros antiguos en la Capilla de los Remedios, una recepción en el edificio del Cabildo, con todo esto pretenden tomarle el pulso al público sobre esta idea. “Vamos a intentar no solamente que el público vaya a la feria, sino que la feria vaya al público”.

Reducir actividades

Según el experimentado diplomático, desean reducir la cantidad de actividades de la feria. “La feria anterior tenía casi 100 actividades diarias, eso es una barbaridad. Nosotros las hemos reducido a 30 y pico este año. Queremos que sean menos, pero el proceso debe ser paulatino. Esto nos permite tener un mayor control, aumentar la calidad, hacer que el público pueda disfrutar las actividades”.

Del mismo modo se refirió a la “enorme” reducción de los gastos de la feria. Puso como ejemplo que en la del 2014 se gastaron RD$146,596,931. En la del 2016 hicieron una reducción con relación a la del 2014, de RD$50 millones, pues se gastaron RD$98,566,276. “Este año estamos en el proceso, pero andamos por los 78 millones de pesos”.

La ‘niña mimada’

El ministro anunció que han realizado cambios conceptuales importantes dentro de la línea editorial del Ministerio de Cultura. En la feria se presentarán unos 17 libros. “Hemos organizado todo el fondo editorial, hemos creado colecciones, un nuevo diseño, y lo que para mí es la niña mimada de la parte editorial del Ministerio, que es la Biblioteca Dominicana Básica, conformada por cien libros que consideramos lo más representativo del pensamiento y la cultura dominicana. Ahora vamos a presentar los tres primeros volúmenes, ya que es un proyecto a largo plazo”, expresó.

También hay reducción en la cantidad de invitados. “En la de septiembre pasado vinieron unos cien invitados”, adujo, sin dar detalles de cifra actual.

“Hemos hecho hincapié en la preeminencia del libro. No es una feria cultural. Nunca se ha planteado como una feria cultural, ni una feria general. Hemos hecho una feria del libro y por lo tanto el libro es protagonista. Hemos procurado que vengan casas editoras representativas del exterior. Intentamos que el libro dominicano se ponga en circulación y que el público preste atención al libro. Pero hemos partido de la idea de que hay un libro para cada quien”.

El ministro dijo que “los escritores habían secuestrado la feria. La parte que tenía del libro era una feria literaria. Se hacía una feria para los escritores, especialmente para los poetas, cuando la feria no es eso”, dijo convencido de que han intentado hacer una feria diversa y lo más centrada en el libro.

Anunció que se eliminaron los artesanos del evento, y los espectáculos de la feria (“aunque tenemos unos cuantos, entre ellos la Orquesta Sinfónica... y un conjunto de jazz”), dándole así el papel de amenizadores “y no la preponderancia que en otras ferias ha tenido”.

“No es una feria cultural. Nunca se ha planteado como una feria cultural, ni una feria general; hemos hecho una feria del libro y por lo tanto el libro es protagonista”

Pedro Vergés

Ministro de Cultura

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese