|Educación sexual|11 DIC 2017, 12:00 AM

“Tenemos un programa de educación sexual aceptado en la Iglesia”

La Fundación Ciudad Santa María comenzó con esas clases en agosto y no pretenden abandonarlas

Soraya Checo de Álvarez, cofundadora de la Fundación.
Soraya Checo de Álvarez, cofundadora de la Fundación.
20171211 https://www.diariolibre.com

SANTO DOMINGO. Ciudad Santa María es una fundación educativa-católica y su presidente es un sacerdote, sin embargo tiene un capital humano que está convencido de que la educación sexual es importante, y responde a una realidad social que no puede ser ignorada.

Esta aclaración la hizo Soraya Checo de Álvarez, cofundadora y vicepresidenta de la organización comunitaria durante su participación en el Diálogo Libre. Reveló que aunque en principio fue un punto difícil de discutir con el Padre Juan Patricio Azcona, presidente de la fundación, lograron llegar a un acuerdo.

El método es llamado “ABC”, y en cada uno de estos tres componentes trata de inculcar un valor para la prevención de embarazos y enfermedades de transmisión sexual.

En el punto A motivan a los jóvenes que estudian en la fundación a abstenerse, “a darse su tiempo, a madurar”.

En el punto B se les instruye a los estudiantes a que cuando les llegue el tiempo de tener una pareja, que sean fieles y apartarse de la promiscuidad.

Mientras que en el punto C se establecen las excepciones, o sea, “si no puedes abstenerte, tampoco puedes ser fiel, entonces utilizar formas para evitar enfermarte o embarazarte. Porque hay una cantidad de niñas embarazadas que es penoso y cada día están teniendo relaciones sexuales a más temprana edad. 12, 13 y 14 años, eso es penosísimo”, consideró Soraya Checo de Álvarez.

La Fundación comenzó a impartir este tipo de enseñanza en agosto de este año y para esto, sacan a los estudiantes de las aulas y los llevan a otros salones. “En nuestras escuelas se está comenzando a enseñar educación sexual, pero lo que estamos haciendo es sacándolos de las aulas y los estamos llevando a otros contextos para trabajar”, explicó Checo.

Los estudiantes, varones y hembras, son sacados de manera separada para ser instruidos. De acuerdo con las explicaciones de los representantes de la entidad, este método es para evitar que se haga “un relajo”, porque muchos no tienen madurez.

“Nos dimos cuenta que no se puede juntos porque se hace un relajo. Es el caso que no se puede junto ni con los de cuarto de bachillerato”, precisó la cofundadora de la entidad.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese