Los dominicanos estamos convocados mañana domingo a votar por el escalón más cercano de la representación política: el municipio y el distrito municipal.

Los funcionarios que escogeremos son los más cercanos, los que veremos todos los días en cualquier calle del pueblo. Por eso mismo, es importante escogerlos bien. Los conocemos.

Al votar, hágalo con conciencia, a sabiendas de que el destino de su ciudad estará en manos de esos individuos que conocemos. Por tanto, usted no tiene excusa si se equivoca.

Vote también con alegría. Las elecciones deben ser una fiesta en la cual se cumple un deber sin necesidad de pelearse con alguien o de incidentar el proceso.

Finalmente, vote con responsabilidad. No vote por alguien que no esté calificado solo porque sea su amigo o porque en Navidad le obsequió una caja con alimentos. El voto es el arma más potente que tiene un ciudadano. No falle el tiro.

Luego de votar, espere con calma. No haga caso de rumores, ni salga a celebrar imprudentemente. La vida sigue.

+ Leídas