Buen fin de semana

El fin de semana que invirtió el presidente de la República en visitar Santiago fue muy productivo para esa ciudad, para la región del Cibao y para el país, aunque siempre hay peros.

El presidente mostró su entusiasmo y dinamismo al recoger las inquietudes de los santiagueros y responderlas con propuestas razonables.

El Cibao recibió con alegría la propuesta de la construcción, bajo una alianza público-privada, de la autopista del Ámbar que acortará la distancia entre Santiago y Puerto Plata y, por ende, del resto del país, pero el Gobierno debe ser muy transparente en la negociación porque tenemos muy mala experiencia con las concesiones, como lo prueba la “autopista” de Samaná.

Recuerda a la era de Trujillo la propuesta de establecer una residencia presidencial en Santiago. No es necesaria, pues basta el hecho de que tanto el presidente como la vicepresidenta son oriundos de esa ciudad para que la atención a las necesidades de la zona sean prontamente servidas.

Luego del éxito de Pedernales y Santiago, el presidente está obligado a pasarse los fines de semana en las provincias.

+ Leídas