20170718 https://www.diariolibre.com

Calladamente, muchas instituciones de los sectores público y privado han ido transformando sus procesos y sus servicios al público en una especie de revolución cuyos resultados ya se están viendo.

Un caso en punto es el de la Cámara de Comercio y Producción de Santo Domingo.

La Cámara no sólo ha modernizado su plataforma informática para hacerse más eficiente, sino que ya está en capacidad de entregar en 24 horas los registros a los solicitantes.

Este es un paso enorme que facilita las actividades empresariales y que constituye una aspiración de muchos otros servicios gubernamentales.

La Cámara también presta servicios a otras cámaras de provincias.

La Cámara es sede del centro de arbitraje que es un instrumento invaluable de solución de conflictos. Destacados profesionales prestan sus servicios para resolver diferendos entre partes con más rapidez y confianza que si son sometidos a decisión judicial.

El esfuerzo de la Cámara de Comercio y Producción de Santo Domingo debe ser aplaudido y reconocido.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese