Deterioro del Estado de Derecho

El Gobierno tiene que tomar una postura que reafirme su compromiso con la democracia y el Estado de derecho garantizados en la Constitución de la República.

Sus órganos públicos no pueden dar la impresión de que la intolerancia y la inobservancia de las leyes tienen patente de corso en el país.

Cuando hasta la iglesia católica observa un clima de irrespeto a la independencia de los Poderes del Estado, muchos abusos de las autoridades contra los ciudadanos y otros males institucionales, es que ha llegado el momento de reiterar la vocación democrática que debe todo gobierno surgido de las urnas.

Son varios los incidentes ocurridos en los últimos meses que señalan que algo anda mal en la relación entre poderes del Estado y con los ciudadanos. Quizás la campaña electoral anticipada tenga que ver con ello, pero de todas maneras el silencio del Gobierno ha permitido que la opinión pública se forme una imagen desfavorable de la administración.

El presidente Medina tiene que tomar el toro por los cuernos y poner orden.

+ Leídas