20171118 https://www.diariolibre.com

Nunca como ahora había tenido el Poder Judicial tantos jueces y miembros del Ministerio Público especializados en la mecánica de impartir justicia.

Nunca como ahora había tenido el país tantos abogados con maestrías y doctorados de prestigiosas universidades de casi todos los continentes, que publican frecuentemente sus hallazgos y elucubraciones en materia jurídica.

Y, sin embargo, nunca como ahora han existido tantas críticas al desempeño del Poder Judicial y de los abogados.

Un viejo letrado decía que quizás no se trata de una cuestión de títulos o de sabiduría, sino de sentido ético y de la responsabilidad de “dar a cada uno lo suyo”, como se define la Justicia.

Pero también se trata del conflicto de valores en una sociedad que cada día exige más de los árbitros, aunque le da poco, y de los conflictos que surgen de la demanda de vivir mejor y asegurar su futuro.

El otro problema es que no aparenta existir interés alguno en dotar de la dignidad debida a ese Poder del Estado.

Necesitamos un mejor sistema judicial de jueces que no sepan tanto, pero que sean más sabios.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese