¿Es que no podemos?...

El doctor José Joaquín Puello, una respetada autoridad dominicana en el campo de la medicina y del deporte, que es jefe de neurocirugía del Centro Cardio Neuro Oftalmológico y Trasplantes (CECANOT), se ha quejado de la arrabalización que sufre este centro único en el país.

Denuncia que los vendedores ambulantes copan los alrededores del centro, que penetran a las salas de espera y han llegado hasta las puertas de los quirófanos.

Evidentemente, esto no puede ser permitido por más “padres de familia” que sean los vendedores.

Un centro científico de esta naturaleza que, además, presta valiosísimos servicios a la sociedad dominicana, tiene que ser preservado del desorden que prevalece en nuestro país, donde todo está permitido. ¿Dónde está la autoridad para impedir este atentado a la salud y a la tranquilidad de quienes laboran en el centro?

Es evidente que si no somos capaces de poner el orden en un centro de esta importancia y en el resto de los hospitales que sufren el mismo padecimiento, no merecemos el nombre de país, como dijo el poeta.

+ Leídas