20180803 https://www.diariolibre.com

En prácticamente todos los estados de la unión estadounidense se otorga una exención de impuestos a los útiles escolares durante un período determinado de tiempo.

Normalmente, los estados declaran un fin de semana o un par de días como la ocasión para que los padres puedan ahorrarse un dinerito al comprar esos útiles.

El gobierno lo hace, sin que sea un gran sacrificio para las autoridades, porque no solo entienden que la carga para los padres es pesada, sino porque al ser la educación un derecho humano fundamental, es obligación del estado facilitarla a toda la población.

Nosotros tenemos un ingreso menor que el de los habitantes de los Estados Unidos, entonces, ¿por qué no dar ese respiro a los tantos padres y madres que se desviven por dotar a sus hijos de todos los materiales que necesitan para una educación de calidad?

Ya no se puede ir a las aulas con un cuadernito. La cantidad de “mascotas” y útiles que deben llevar los niños a la escuela impone una pesada carga a los padres.

Ojalá el Gobierno se anote este gol.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese