20181010 https://www.diariolibre.com

Lo más importante del discurso que pronunciara ayer en Santiago el presidente Medina, no son las facilidades de comunicación digital que ha dispuesto el Gobierno ni el anuncio de nuevas obras.

Lo más importante es la promesa del mandatario de no dejar atrás a ningún joven dominicano para que pueda enfrentar los retos del futuro.

Un futuro que ya es presente en muchas de sus manifestaciones, pues quien no sea una persona alfabetizada digitalmente, que no conozca los nuevos lenguajes de la informática y las telecomunicaciones, no podrá acceder a los beneficios de la civilización, tal como marcha en nuestros días.

Esa promesa es también una apuesta a que la educación, tanto primaria y secundaria como universitaria, va a mejorar y a que el país ofrecerá las oportunidades de crecimiento social y económico que permitan a los jóvenes soñar en el país y no tener que marcharse a otras playas a forjar su futuro.

Por eso, el discurso del Presidente debe ser acogido con entusiasmo y recibir el apoyo de todos los sectores que aman a este país.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese