Hablar español

La riqueza de la lengua española es incuestionable. No solo une dos continentes y abre ese espacio común donde se reconocen millones de personas. También es cada vez más estudiado como segunda lengua en países tan dispares como China o Francia, Brasil o Estados Unidos.

En este país, EEUU, 37 millones de latinos hablan español en sus casas, pero ya se detecta una tendencia a perderlo como idioma en las segundas y terceras generaciones de migrantes. Por décadas fue un problema político y de segregación racial. Ahora se analiza desde la perspectiva de la integración.

Los políticos lo utilizan para captar el voto latino, los empresarios buscan personal bilingüe para completar las capacidades de sus negocios, pero una generación empieza a perderlo.

Para la comunidad dominicana en Estados Unidos, cada vez más numerosa y más integrada, la lengua española es una riqueza que debe valorar y cuidar. Sus oportunidades de desarrollo tienen esa doble vía. Aquí, incorporamos demasiados anglicismos en nuestro día a día. También debemos cuidarlo mejor.

+ Leídas