20171013 https://www.diariolibre.com

Los recurrentes llamados a huelgas y paros en el sector médico y en el magisterio se suelen atribuir al peso de un dirigente o de una figura, pero no puede ser así, pues esas instituciones son dirigidas por un colectivo.

No se trata de empresas familiares donde el cabeza de familia toma todas las decisiones. Se trata de organismos formados por profesionales, muchos de ellos con larga vida profesional y académica, que deben conocer métodos alternativos para el logro de sus objetivos institucionales.

Es cierto que muchas instituciones se rinden ante la figura superior de un jefe o caudillo, pero en organizaciones profesionales esa debiera ser la excepción. Sin embargo, cuando se analiza la historia de entidades como la Asociación Médica Dominicana, convertida luego en Colegio se observa que el comportamiento es el mismo no importa quién la presida.

Es decir, estamos en presencia de un comportamiento organizacional, no frente al arrebato personal de un dirigente. Las razones de esa conducta hay que buscarlas entonces en otros causales y en la respuesta tradicional a ellas.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese