20180619 https://www.diariolibre.com

El movimiento cooperativo ha hecho singulares aportes a la economía de los más pobres en prácticamente todos los campos de la actividad económica.

Un fenómeno nuevo es el crecimiento enorme de un grupo de cooperativas que operan con grandes capitales, algunos de ellos superiores a los de bancos de pequeño tamaño.

Una regla de oro para todas las instituciones que manejan dinero de particulares es que deben estar sometidas a la supervisión de organismos especializados porque la protección de los participantes en las cooperativas debe estar garantizada.

A consecuencia de la influencia de dinero sucio en las actividades económicas y del terrorismo, los gobiernos en todo el mundo están apretando los grados de supervisión a las entidades que manejan recursos. Nadie puede protestar por eso. Todos estamos sujetos a esos controles.

Por tanto, la creación de un organismo que supervise financieramente a las cooperativas es un imperativo de nuestro tiempo como lo han entendido numerosos países que ya han aprobado legislaciones al respecto.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese