20180131 https://www.diariolibre.com

La Universidad Autónoma de Santo Domingo es como la luna: tiene dos caras, una visible y brillante y la otra invisible y oscura.

Ejemplo de su cara brillante son las celebraciones del 65o. aniversario de su Escuela de Comunicación Social que ha sido el puntal del desarrollo del periodismo en el país. Por ella han pasado nuestros principales periodistas graduados, muchos de los cuales dirigen importantes medios de comunicación.

Con motivo del aniversario anuncian una reforma de su pensum para adecuarlo a los nuevos tiempos del periodismo en el mundo y en el país.

La otra cara de la UASD la representa su incapacidad para manejar sus conflictos y, por tanto, no perjudicar a los miles de estudiantes que solo tienen oportunidad de formarse en sus aulas.

Esa cara oscura de la Universidad es la que la desacredita, la que hace perder tiempo precioso y recursos a sus estudiantes y la que hace un magro servicio a la sociedad que paga por ella, y lo peor de todo es que en esa comunidad tan aguerrida no haya un movimiento fuerte de verdaderos uasdianos para cambiarle el rumbo. Una pena.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese