Diario Libre ha venido publicando una serie de reportajes sobre el problema de los parqueos en la ciudad de Santo Domingo.

Las causas del problema son varias pero todas comienzan por el crecimiento vertiginoso del número de vehículos en busca de espacio en un cuadrante relativamente pequeño de la ciudad.

La ciudad fue creciendo institucionalmente pero no se crearon los instrumentos para cubrir las necesidades de ese crecimiento. La zona del Centro de los Héroes, por ejemplo, que alberga varias oficinas públicas y de organismos descentralizados, que tiene universidades y una estación de término del Metro, sin embargo no tiene un parqueo público. La misma limitación tiene la zona de oficinas de Gascue.

Antes se decía que no se construían parqueos porque la gente no estaba dispuesta a pagar por ellos, pero ahora los vehículos están a merced de los parqueadores informales pagados, muchos de ellos armados de palos que atemorizan a transeúntes y a propietarios.

Este es un buen proyecto para dotar de fondos al municipio que bien podría iniciar una empresa de este tipo.

+ Leídas