Morir de patriotismo

En nuestro país hay mucha gente dispuesta a morir de patriotismo... pero de la boca para afuera.

Esos mismos que están dispuestos a “derramar su sangre” por la Patria de Duarte, sin embargo no cooperan con el orden, son maleducados, no respetan a nadie ni contribuyen con el sosiego público ni con la vida civilizada.

Entienden que a la Patria solo hay que defenderla cuando está en peligro ignorando que lo importante es no llevarla a posiciones precarias con nuestra conducta.

Tenemos mucha gente presta a ir a la frontera a pelear que no respeta las fronteras de su prójimo, que abjura de la cooperación necesaria para la paz en la comunidad y en cuya vida cotidiana, su yo está primero que los demás.

Queremos una Patria en la que nadie tenga que morir por ella, sino vivir para ella. Una Patria que se sienta orgullosa de la conducta de sus hijos porque estos puedan exhibir gallardamente su comportamiento civilizado donde quiera que los lleve la vida.

No necesitamos patriotas vociferantes sino ciudadanos comprometidos con el bienestar de nuestra sociedad.

+ Leídas